El acuerdo, que aún no está cerrado, sería en principio por dos años. RTVM aportaría toda la logística y soporte técnico para la realización de los programas, y asumiría la contratación de un director evangélico propuesto por FEREDE

Telemadrid

Sede de Radio Televisión Madrid (Telemadrid) en la Ciudad de la Imagen, Pozuelo de Alarcón (Madrid)

(Redacción, 11/08/2020) Han sido numerosas y durante muchos años las veces en que, desde la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) y el Consejo Evangélico de Madrid (CEM), se solicitó a la televisión pública madrileña (RTVM – Telemadrid) la cesión de un espacio para los evangélicos de la región, a semejanza de los que existen desde hace décadas en Galicia, Cataluña, País Vasco, Andalucía y, a nivel estatal, en Televisión Española (RTVE). Y hasta hoy la respuesta había sido siempre negativa.

Sin embargo, ahora, en la forma y el momento menos esperado, las autoridades de Telemadrid se han puesto en contacto motu propio con FEREDE para ofrecer dicho espacio televisivo a las iglesias evangélicas de la región.

LA PROPUESTA

Fue a finales del pasado mes de junio cuando el secretario ejecutivo de la Federación Evangélica, Mariano Blázquez, recibió una carta del director de Radio Televisión Madrid (Telemadrid), José Pablo López, con la propuesta. En dicha carta se argumenta que “la crisis sanitaria del coronavirus esta dificultando que muchos fieles acudan a los templos” y que desde la Corporación estaban generando iniciativas sobre este particular… “manteniendo el respeto al pluralismo político cultural y religioso”.

En su carta López señala que el modelo que propone Telemadrid para el espacio religioso evangélico sería semejante “al que ya existe en la televisión pública nacional” (…) “nos gustaría poner a disposición de la FEREDE espacios de programación en Radio Televisión Madrid … quedo a vuestra disposición para poder desarrollar posibles fórmulas de colaboración…”, concluía la misiva.

Desde FEREDE se respondió proponiendo una reunión, vía Zoom o de forma presencial, para hablar del asunto. Dicha reunión se celebró finalmente hace unos días, en la sede de Radio Televisión Madrid (Telemadrid), con la presencia del director general de RTVM, José Pablo López; el secretario ejecutivo de FEREDE, Mariano Blázquez; y el director del programa de las iglesias evangélicas en Radio Televisión Española (RTVE), José Pablo Sánchez.

En esa reunión López sustanció los términos de la propuesta que, en general, coincidía en los principales aspectos con las condiciones que los representantes evangélicos llevaban a la reunión, lo que sorprendió gratamente a Blázquez y a Sánchez.

ASPECTOS BÁSICOS

Básicamente, la propuesta de Telemadrid consiste en la firma de un acuerdo marco de 2 años, que contempla la cesión de un espacio de 20 a 25 minutos, en principio los sábados a media mañana. RTVM aportaría toda la logística y equipo técnico para la realización de los programas y asumiría el coste de contratación del director del programa, que sería propuesto por FEREDE, y que estaría al frente del diseño y desarrollo de los contenidos del programa.

Por su parte, los representantes evangélicos han respondido sugiriendo, entre otras cuestiones, que el programa tenga una duración de 25 a 30 minutos; que a ser posible se emita el domingo a las 10:00 hs (dos horas antes de la misa dominical); y que sea un espacio propio de los evangélicos, con nombre propio y diferenciado de los espacios semejantes que se van a ofrecer también a judíos y musulmanes.

El Director General de Telemadrid se mostró dispuesto a estudiar tales sugerencias y favorecerlas en la medida en que sea posible.

MANOS A LA OBRA

Desde FEREDE se aclara que el proyecto aún no está cerrado, pero que la Federación ya está manos a la obra estableciendo los criterios básicos, en colaboración con el CEM, para el diseño del formato del programa; la selección del director (un periodista preferentemente joven, con formación bíblica y sólido compromiso evangélico, entre otras características); una propuesta de contenidos para los primeros programas; etc.

LOS OBJETIVOS

En cuanto a los objetivos del programa, son similares a los de Buenas Noticias TV y a los del resto de los programas evangélicos en las televisiones autonómicas. Entre otros: dar a conocer la espiritualidad evangélica o protestante española, su teología, historia, desarrollo y aportación a la cultura; ofrecer asistencia religiosa a aquellas personas que por cualquier circunstancia no puedan asistir a las iglesias evangélicas y a la audiencia en general; informar de las actividades más relevantes que llevan a cabo las Iglesias Evangélicas de la Comunidad de Madrid; promover la tolerancia religiosa para superar viejos prejuicios y el analfabetismo religioso producto de la persecución religiosa del pasado; facilitar la normalización democrática en cuanto al hecho religioso y la integración social de los evangélicos madrileños; y ofrecer una programación con contenidos espirituales que colabore en la construcción de una sociedad mas justa y pacífica.

UN VIEJO RECLAMO A “LA TV DE TODOS LOS MADRILEÑOS”

“Muchos años han pasado y también diferentes reuniones y entrevistas por parte de gente de FEREDE y del CEM con diferentes autoridades de RTVM”, recuerda Mariano Blázquez, “y ahora sin buscarlo…”.

La primera televisión pública en ofrecer un espacio a las iglesias evangélicas y a otras minorías religiosas fue Radio Televisión Española (RTVE), que  se adelantó más de 7 años a la firma de los Acuerdos de Cooperación de evangélicos, judíos y musulmanes con el Estado español. La primera emisión del programa Tiempo de Creer (así se llamaba entonces, hoy, Buenas Noticias TV) tuvo lugar el 24 de enero de 1985. Haciendo gala de una visión política, social y democrática de vanguardia, las autoridades de RTVE comprendieron hace 35 años que el carácter de servicio público plural de “la televisión de todos los españoles” exigía esa apertura. No tardaron mucho otras televisiones públicas autonómicas en dar el mismo paso. La primera sería la televisión pública de Galicia (TVG), con su programa “Nacer de Novo”, y con el tiempo harían lo propio la TV3 catalana (“Neixer de Nou”); ETB (“Nueva vida”, en español y en euskera); y Canal Sur de Andalucía (“Pan del cielo”). Recientemente, durante el estado de alarma, la televisión pública valenciana ofreció esa misma posibilidad a las iglesias evangélicas. Se emitieron 11 programas (“Déu en la de tots”) y, pese a los buenos índices de audiencia y la disposición favorable de las autoridades a mantenerlo, el espacio debió suspenderse por falta de presupuesto.

Los evangélicos madrileños nunca entendieron la resistencia por parte de Telemadrid, durante tantos años, a ser “la televisión de todos los madrileños” y saldar su deuda de servicio público con las minorías religiosas en la región. Felizmente, hoy han sido sorprendidos con este giro inesperado que podría hacerlo posible muy pronto.

Fuente: FEREDE / Redacción: Actualidad Evangélica